Entrevista en la Caja de Pandora: Cómo ser un terapeuta de éxito

Los terapeutas somos como lamparitas de aceite. Desde nuestra luz particular, acompañamos a otros a encender sus lucecitas.
¿Y que hace que alguien se nos acerque? Nuestra luz. Funcionamos por sintonía. Es como cuando las polillas se acercan a las zonas luminosas.
Y ahí está la clave. Lo primero es que mi luz sea visible, y lo segundo que sea intensa. Si soy capaz de hacer visible mi luz y soy capaz de darle intensidad sostenida en el tiempo, aquellas personas que conecten con mi luz se irán acercando.
Eso es lo que os propongo hacer.
  1. ¡Haz visible tu luz!, no dejes la lamaparita escondida en un cajón por miedo a exponerte, a no ser capaz, a estar poco preparado o por falta de autovaloración de aquello que aportas. ¡Puedes ganarte la vida con lo que te gusta!
  2. Sostén esta exposición. Eres como un faro. Si el faro se apaga, la mitad de los barcos se hunden. Evita los sabotajes, la dispersión, aprende lo que tienes que hacer en cada momento, dale forma y estructura y sobretodo evita posponer lo importante (procrastinar).
  3. Intensifica tu luz. Aquí es donde entra el marketing. Un mensaje claro, directo y unas buenas herramientas para difundirlo. Pero si lo anterior no está listo… ¡no es posible ser visible! Suelta ese miedo a venderte, al marketing, al dinero, … integralo! y a por ello!
En esta charla os mostraré:
  1. Qué es aquello que hacemos para no emitir luz (o para emitirla pero esconderla :-D) y cómo solucionarlo
  2. Qué es aquello que hacemos para emitirla interrumpidamente. Y qué hacer para que no suceda más.
  3. Qué es aquello que podemos hacer para darle mucha maaaaas intensidad y que llegue a más gente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *